top of page

Blog Nutrilosófico

Suscribite a Nutrilosofía para recibir las actualizaciones por mail

Nombre y apellido

Dirección de mail

  • María Lafosse

EN BÚSQUEDA DE LA ACTIVIDAD FÍSICA PARA MÍ

Nota de Verónica Fiordelli, profesora de educación física especializada en actividad física, fitness y salud, docente en ejercicio desde 1998.

veronicamfiordelli@yahoo.com.ar

Le dejo mi agradecimiento inmenso a Verónica por su aporte.


A la hora de pensar en qué actividad física recomendar, a mi criterio, sería conveniente tener en cuenta la respuesta a alguna de estas preguntas.

¿Qué experiencia tienes con la actividad física?, ¿de niña/o que actividades hacías?, ¿qué juegos te gustaban jugar?, ¿eran con música?, ¿te gustaba jugar con pelotas u otro elemento? ¿Qué te producía disfrute, con que te divertías?

Estas preguntas pueden orientarte a la hora de empezar una actividad e iniciarte en el mundo de la actividad física, sobre todo si consideras que no es tu fuerte. Si eliges la actividad porque está de moda, o la realiza tu amiga/o puede traerte ciertas frustraciones. A veces sucede que el médico, nutricionista o psicólogo te sugiere que realices alguna actividad física, y recomiendan que salgas a caminar, o que vayas a un gimnasio a bailar, o hagas natación; pero no se detienen a preguntarte qué te produce placer, o que hacías de niña/o u adolescente. Entonces vas al natatorio y te anotas, sin pensar que le tienes miedo al agua, que sufres de alergias, lo cual puede hacer que abandones rápidamente esa elección. Otros tal vez más persistentes sigan, se traten la alergia y pierdan el miedo, y descubran la hermosa sensación de nadar, eligiendo esa actividad para su vida. Pero el que no la está pasando bien y la sufre va una clase, va otra, y a la tercera o cuarta abandona, lo que ocasiona sentimientos de frustración, pérdida de entusiasmo y de decisión. Tal vez lo de esa persona era una actividad con música: step, aeróbica, zumba, salsa; en el mundo del ejercicio físico hay diversas posibilidades y alternativas, permanentemente hay nuevas propuestas, se reciclan viejas, renacen actividades o deportes ya instalados; esto nos da un abanico amplio de posibilidades. Lo importante es QUE TE MUEVAS y vayas encontrando en ese moverte PLACER. ¿Por qué es tan importante sentir placer al hacer actividad física? porque es lo que va a ayudarte a mantener en el tiempo esa actividad, cuando estés con mucho trabajo, cuando algún problema te aqueje te identificarás en ella, con esa posibilidad de distracción, de renovar energías, de sentirte bien y feliz.

Ya sabemos que el ejercicio físico está indicado como preventivo de enfermedades como el estrés, la obesidad, el sobrepeso, diabetes, hipertensión arterial, también sabemos de la liberación de endorfinas (hormonas de la felicidad) que se produce al hacer ejercicio físico, pero dicha sensación de felicidad se va a acrecentar si esa actividad te conecta con tu niña/o interna/o, despierta esas sensaciones lúdicas. Y a medida que pase el tiempo te encontrarás disfrutando del moverte, esperarás ese momento tuyo, y lo extrañarás cuando no puedas hacerlo.

Tal vez esa actividad tan placentera no sea la más completa, o las más adecuada para tu salud o condición física inicial; pero si te produce placer es la indicada, porque va a ser la que sostengas en el tiempo, y luego tal vez descubras que además estaría bueno complementarla con otra actividad que te de otros beneficios… cuando menos te des cuenta, ¡estarás realizando actividad física todos los días!

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

تعليقات


Suscribite a Nutrilosofía para recibir las actualizaciones por mail

Nombre y apellido

Dirección de mail

bottom of page