top of page

Blog Nutrilosófico

Suscribite a Nutrilosofía para recibir las actualizaciones por mail

Nombre y apellido

Dirección de mail

  • María Lafosse

Desayunos y meriendas, aprendé a armarlos

Actualizado: 23 dic 2018

Un poco de teoría, para que la práctica se parezca lo más posible… Los desayunos y meriendas ideales tienen lácteo + fibra + hidratos de carbono, pero para incluir todo junto hay que cuidar mucho el tamaño de la porción de cada cosa. -️Lácteo: necesitamos un vaso o taza (y no sólo la mitad o un chorrito) en cada desayuno y cada merienda, y conviene elegirlos descremados para evitar la grasa de mala calidad. Leche y yogur tienen menos grasa que los quesos, pero también pueden estar a veces. El yogur es el ideal, porque parte tiene bacterias que nos ayudan a tener una buena flora intestinal con todos beneficios que eso implica. -️Fibra: necesitamos un poco para causar saciedad en el momento y durante las horas siguientes, puede ser del grupo de las frutas (las frescas o desecadas como las pasas de arándanos o uva, que tienen fibras y un poquito de hidratos de carbono), o del grupo de las frutas secas o semillas (nueces, almendras, chía, amapola, sésamo, que tienen fibra y un poquito de grasas de buena calidad). -️HC: algunos tienen más fibra y está bueno preferirlos como la avena, o panes con semillas, integrales o salvado, y sino puede ser arroz, pan, copos, o alguna galletita de poca grasa.

️A veces es más cómodo comer lácteos con hidratos de carbono en desayuno, y lácteos con fibras en merienda, usando porciones más grandes que si las dividimos en las dos comidas, ¡pero es a gusto del consumidor! Si necesitáramos colaciones, está bueno pensar qué nos faltaría sumar: por ejemplo si merendé temprano yogur con avena, de colación me llevo una fruta. Así entre fruta fresca, hidratos de carbono y frutas secas vamos acompañando la porción de lácteos y sumamos variedad de nutrientes y alimentos. Las variedades son inmensas, y eso ayuda a no aburrirse: vale desde arroz con leche con algunas nueces; licuado de yogur, frutas y semillas; o una leche con café con pan tostado, queso blanco y semillas. Y recuerden que esto es una guía que nos ayuda a saber hacia donde ir, pero no un único camino, no pasa nada si un día no sale perfecto al pie de la letra, permítanse comer lo que sientan ganas en el momento, y aprovechen el conocimiento para complementarlo bien!

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Suscribite a Nutrilosofía para recibir las actualizaciones por mail

Nombre y apellido

Dirección de mail

bottom of page